esquel

Con el comienzo de enero, se empiezan a formar los túneles de hielo en la cumbre del Cerro La Torta en Esquel, Chubut. “Desde mediados de mes, excursiones acercan a los viajeros que quieran maravillarse con este fenómeno”, dicen desde el destino. Se trata de un tubo de hielo de más de 100 metros de longitud y unos diez metros de diámetro, que se forma fruto de la acumulación de nieve de todo el año al pie de una cascada, que empieza a derretirse con el calor del verano. Al estar al reparo del sol, el hielo sufre un descongelamiento de adentro hacia afuera.
El recorrido arranca en Esquel, con un primer tramo de 50 kilómetros por un bosque de lengas, a bordo de vehículos 4x4. A continuación, tras una hora de trekking bordeando el arroyo Irigoyen, se arriba a la cascada de 45 metros de altura, ubicada en la base de la colina.
esquel.tur.ar