La naviera organizó una nueva edición de sus entretenidas Olimpíadas, encuentro de formación con agentes de viajes y turoperadores. En el evento estuvo Richard J. Vogel, presidente y CEO de la firma.

En medio de una jornada soleada y calurosa, alrededor de 100 agentes de viajes y turoperadores participaron de la tercera edición de las Olimpíadas Pullmantur Cruceros, un novedoso y entretenido formato de capacitación que se llevó a cabo en el salón Darwin San Isidro, ubicado en el interior del hipódromo de esa localidad bonaerense. Tras varias horas de juegos y competencias, que consistieron en carreras para responder preguntas sobre los itinerarios y productos que ofrece la naviera en el menor tiempo posible, tuvo lugar la ceremonia de premiación. Los participantes comenzaron a prepararse para esta actividad con un “entrenamiento” que inició dos meses antes, cuando recibieron el material con información sobre la oferta de la compañía.
El operador platense Aero resultó ganador, mientras que Logan Travel y All Seasons quedaron con el segundo y tercer puesto, respectivamente. También participaron otras reconocidas empresas del sector, como Euro Vip’s, Solways, Delfos, Liberty, Tower Travel, Almundo, Trayecto Uno, Piamonte, Top Dest y Juan Toselli. Luego de un extenso día de ejercicios, todos se acercaron a la barra de tragos para disfrutar de una amplia variedad de bebidas y, de fondo, una banda de cumbia hacía covers de famosos temas de la música argentina. Al final, se entregaron los trofeos y se sorteó un viaje para dos personas para cualquiera de los itinerarios que tiene la firma.
El encuentro contó con la presencia de Richard J. Vogel, presidente y CEO de Pullmantur Cruceros; y de Alejandro Páez, director de Ventas Corporativas. Mientras se desarrollaba la competencia, ambos ejecutivos dialogaron con la prensa. Además de expresar su satisfacción por la organización de este evento, anunciaron grandes novedades, como la adquisición del buque Grandeur of the Seas, perteneciente a Royal Caribbean, que estará listo en 2021 para reemplazar al saliente Zenith, que dejará la flota en enero próximo: “Por ese motivo, el año que viene reduciremos nuestra flota a tres barcos, mientras que el Monarch dejará Cartagena y regresará a Europa para recorrer los fiordos noruegos. Cuando lo reemplacemos, el nuevo buque hará los itinerarios que anteriormente hacía el Zenith, y el Monarch retornará al Caribe”. A su vez, adelantó que planean llegar a siete barcos en los próximos cinco años.
El momento más destacado se produjo cuando Vogel anunció que analizan a Buenos Aires como un posible puerto de embarque hacia 2022 o 2023: “Pensamos traer un segundo crucero a Sudamérica. No creemos que vaya a ser en Cartagena, así que tenemos que buscar la mejor alternativa y suponemos que para mucha gente del Cono Sur es más fácil embarcar acá que volar hacia otros destinos. Todavía es temprano para tomar una decisión”.
Por otro lado, remarcó la relevancia que tiene la plaza latinoamericana para la compañía, ya que “representa un 40% de las ganancias totales”. También se refirió al mercado argentino: “Es muy importante, independientemente de las crisis económicas; no solo porque creció en los últimos años, sino porque son pasajeros que compran camarotes más caros. Cuando viajan, los argentinos gastan a bordo. Por eso, es un mercado muy interesante. La situación actual no es beneficiosa para nadie, pero creemos que estará mejor a largo plazo”.
pullmantur.travel