El gerente regional de American Airlines para el Cono Sur, visitó las oficinas de Rèport y analizó el rendimiento de la operación en Argentina y en la región.

¿Qué análisis hace de sus primeros siete meses en el cargo regional?
- Es un cambio relevante pasar de estar en el día a día de la operación en Buenos Aires a mirar más ciudades en una región mucho más grande. El objetivo es continuar creciendo en lo que se pueda, incrementar frecuencias y trabajar como hasta ahora.

¿Cuál es el lugar que ocupa actualmente American Airlines en el Cono Sur?
- En Brasil tenemos una presencia muy marcada, en cuatro ciudades, especialmente en San Pablo, que es nuestra operación más fuerte en el Cono Sur, además de un importante centro de negocios. Estamos en Río de Janeiro, Manaos y Brasilia, con vuelos directos a Estados Unidos. También nos encontramos en Santiago de Chile, con dos servicios, una significativa operación de carga y una muy buena oferta para el mercado de ese país. En Montevideo somos el único vuelo directo. Por último, en Buenos Aires, la segunda ciudad que más tráfico aporta a la red, logramos una posición de bastante más peso que el resto de los jugadores.

¿Qué respuesta tuvieron de parte del mercado argentino con las rutas EZE/LAX y COR/MIA?
- Los Ángeles era un tramo muy esperado porque hace rato que no había oferta directa a la Costa Oeste. Vimos un nicho interesante, no solo para satisfacer esa demanda, sino también para apuntar al mercado asiático. De hecho, el horario del vuelo está programado para conectar pasajeros hacia y desde Asia. Y Córdoba es el primer destino desde el interior para una aerolínea norteamericana directo a Estados Unidos. Es un evento muy importante para la gente de las provincias en general. Por las circunstancias del país, vemos una baja en la salida de viajeros argentinos y un aumento en la llegada de estadounidenses.

Las condiciones económicas variaron mucho desde que anunciaron estas rutas hasta que las pusieron en marcha. ¿Tuvieron que analizar la situación antes de continuar?
- Hubo muchas conversaciones por los cambios que se produjeron en el país a nivel económico entre el anuncio y la implementación del vuelo. La compañía decidió mantener la apuesta y seguir para adelante. Creo que fue la decisión correcta. No sabemos cuáles hubieran sido los resultados si todo se mantenía como al principio, pero estamos conformes con el rendimiento de las dos.

¿Cómo consideran el acuerdo firmado con Estados Unidos para que haya frecuencias ilimitadas entre ambos países?
- Nosotros vemos bien ese tipo de acuerdos, porque se abre el mercado a la competencia y a nuevos jugadores. En Argentina, mucho no nos modifica porque ya había frecuencias suficientes para que cualquier línea aérea pudiera operar sin necesidad de este convenio. Igualmente, es cierto que genera un marco mucho más amigable y adecuado para los negocios de aviación entre ambos países. Brasil hace poco removió el requisito de las visas para estadounidenses y automáticamente vimos un aumento en las reservas. Fue casi inmediato. Siempre son positivas esas cosas que facilitan el comercio y el turismo.

¿Tienen planeado abrir nuevas rutas en la región?
- Estamos bien con la capacidad que tenemos, aunque siempre estamos mirando nuevos tramos. En este momento, hay mucha más flexibilidad en la empresa. Si el mercado nos lleva a volar a un determinado destino, lo hacemos. Por ejemplo, en el verano boreal se nos reduce cierta capacidad en el hemisferio sur y se llevan los aviones más grandes para usarlos en Japón o Europa. Cuando llega el invierno nos devuelven las máquinas, porque la demanda se encuentra en esta zona. Ese tipo de movimientos se volvieron mucho más frecuentes.

¿El pasajero argentino elige American Airlines para volar al Sudeste asiático?
- Estamos viendo mucho tráfico. Con los vuelos de Los Ángeles y Dallas damos la opción de llegar a esos destinos con una sola parada. Para el cliente puede resultar conveniente pasar por Estados Unidos, sobre todo si se trata de un pasajero de negocios. Nuestro fuerte es la red de conexiones que hay a partir de esas ciudades.
aa.com