La presidenta de la Federación de Entidades Organizadoras de Congresos y Afines de América Latina (Cocal) aseguró, en diálogo con Rèport Américas, que el sector en la región puede hacer frente a la caída global de eventos y participantes, apostando a las nuevas tecnologías. En ese sentido, insistió en la importancia de generar congresos y convenciones en formato “híbrido”, que combinen la asistencia de público “face to face” con la participación a través de los canales virtuales, lo que permitiría sumar días y posicionamiento.

cocal-alissonb

¿Los organizadores de eventos y los destinos sede cometen muchos errores a la hora de planificar e implementar sus estrategias de redes sociales?
- Sí. El error más cotidiano que cometen es no conocer a su mercado. Y el segundo, diría, es no crear realmente una campaña y una estrategia específica para redes sociales, que es una línea de producto del marketing. Es muy diferente de otros canales de comunicación.

¿Usted cree que Latinoamérica podría tener un mayor potencial de captación si se perfeccionara, capacitara y generara esas estrategias específicas?
- Por supuesto que sí. Tanto en la parte asistencial, es decir, presencial; como en la parte híbrida, que es tanto presencial como on-line. Hay que comenzar por una parte híbrida, en la que se convierte en una especie de virus lo que está sucediendo dentro de tu evento. Hay que darle a la gente la posibilidad de ver tu evento a través de internet, con una participación híbrida, para que luego al año siguiente sí puedan planear venir a participar personalmente, “face to face”.

Los datos a nivel mundial muestran una caída en la cantidad de eventos. ¿Cómo afecta eso a las estrategias comunicacionales?
- La tecnología es totalmente diferente. Es una solución al número de días de cada evento. Por ejemplo, hoy a tu congreso le puedes sumar un día más de evento, en formato híbrido, proponiendo la participación virtual. Así que yo creo que las redes sociales no se van a ver afectadas por la cantidad de asistentes “face to face” que tienen los eventos. Por eso insisto en que debería apostarse a un market share diferente.

Una apuesta como esa requiere que el público disponga de dispositivos adecuados para ello. ¿Cree que en Latinoamérica están dadas esas condiciones?
- Por supuesto que sí, en toda la región. Y lo más importante es que la mayoría de ellos, sean en streaming o en videoconferencia, hoy son muy baratos. No hay un solo país en América Latina que no tenga esta tecnología y en el que los organizadores no tengan acceso a esto. Por ejemplo, si se trata de una asociación mundial, ellos pueden contribuir, colaborar o conseguir un sponsor para tener esta tecnología.

¿Y en cuanto a la conectividad a internet? ¿Piensa que la velocidad de las bandas disponibles lo hacen también viable?
- Es un reto... Pero creo que un buen organizador lo va a poder resolver.
cocal.org